Vés al contingut

Nubes

  • Nubes

    Pese a que el Baix Empordà es una comarca donde el sol se encuentra presente todo el año, encontrarse un día nublado no es un problema. En momentos de mucho calor, puede ser un pequeño respiro y una muy buena oportunidad para realizar alguna actividad de turismo activo de corta duración. Y en el mar, se puede encontrar la calma, ofreciendo posibilidades para practicar alguna actividad acuática.

    Sin embargo, un día nublado puede ser una oportunidad para:

    – Visitar equipamientos culturales como museos, monasterios, castillos o iglesias. Algunos de estos puntos tienen un horario regular de apertura. En otros casos es mejor pedir por los horarios de visita.

    – Recorrer los pueblos del interior siguiendo las carreteras locales. Diferentes rutas en coche les permitirán descubrir itinerarios de la comarca. Sin parar, pero sin perderse ningún detalle.

    – Vivir experiencias de la mano de empresas locales. Participar en talleres de cerámica, visitar un molino de arroz o ver un campo de manzanos son algunas de las experiencias que pueden disfrutar cómodamente incluso al aire libre.

    – Comprar producto local. Hay muchos establecimientos de la comarca que ofrecen muchos productos locales, elaborados de forma artesanal y tradicional de L’Empordà. Descubrirlos os mantendrá entretenidos y os sorprenderá el trato que les dispensarán sus propietarios.

    – Disfrutar de la gastronomía local. Equipamientos como el Aula gastronómica o el Espai del peix ofrecen muchas actividades. Entablarse en uno de los restaurantes y disfrutar del placer gastronómico se les pasarán las horas volando, pero valdrá la pena.

    – Compartir un café con vistas. La situación privilegiada que tienen muchos cafés y restaurantes les permitirán contemplar el paisaje, con la mirada repuesta y con una fuerte sensación de acogida y de sentirse como en casa.

    COMPARTE: