Vés al contingut

Jafre

  • Jafre

    Hacia el extremo noroeste de la comarca se halla el pueblo de Jafre. El núcleo tiene una forma alargada, resultado de haber tomado como eje los antiguos caminos que pasaban por el lugar y de haberse adaptado a las formas del promontorio que le sirve de base.


    El pueblo se encuentra instalado en una especie de gran balcón desde el que se puede observar un extenso tramo del Ter. Más allá del río se hallan los bosques del sector de Foixà, Sant Romans y Sant Llorenç de les Arenes.


    El recorrido por las calles de Jafre nos llevará hasta la iglesia parroquial de Sant Martí, del siglo XVIII, erigida en parte sobre la estructura de un antiguo castillo medieval. Pero el edificio más singular del pueblo, y sin duda el más visitado por los forasteros, se halla en su parte baja: se trata del modesto santuario de la Fontsanta, relacionado con toda una serie de hechos milagrosos cuyo origen se sitúa en el año 1460. Antiguamente, las gentes del pueblo y de los alrededores atribuían propiedades curativas y milagrosas al agua que manaba de la fuente situada en aquel lugar, cuya fama no tardó en extenderse. De aquí se derivaría la construcción de una capilla y, posteriormente, de otros edificios, así como la celebración de diferentes romerías y procesiones.


También te puede interesar